lunes, 1 de julio de 2013

LA CRISIS DEL PSOE EN PONFERRADA SE AGRAVA

El cúmulo de errores cometidos con motivo de la presentación de la moción de censura en el Ayuntamiento de Ponferrada con el apoyo de un partido político liderado por un condenado por acoso sexual, no solo no remite sino que arrecia; conviene recordar que esta moción fue presentada a espaldas de los militantes que nunca fueron convocados para conocer su valoración. Las actuaciones posteriores a aquellos despropósitos políticos demuestran que sus valedores, léase Secretario Provincial y Secretario de Organización Federal, lejos de extraer enseñanzas de aquellos errores parecen empecinados en deteriorar aún más si cabe la ya precaria situación política del Ayuntamiento, de la agrupación socialista de Ponferrada, de la comarca de El Bierzo y, lo que es más grave, la del PSOE en general.

El desánimo y la desconfianza se han instalado entre la mayoría de  los militantes de la agrupación socialista de Ponferrada que ven como su agrupación es entendida como un instrumento más en la lucha intestina para situarse mejor como candidato en próximas elecciones. Y mientras tanto nuestros representantes en las Cortes de Castilla y León con su portavoz a la cabeza se deshacen en elogios y compromisos con la Junta pactando ahora la futura Ley de Ordenación del Territorio y Servicios donde la Comarca de El Bierzo ocupa el espacio de 44 palabras o dicho de otra forma, tres escuetas EL ESPERPENTO líneas.

Las relaciones con el actual alcalde de Ponferrada y sus concejales (teóricamente expulsados del partido por deslealtad) por parte de los promotores y valedores de la moción de censura siguen desarrollándose casi con normalidad y abundan los gestos y declaraciones ambiguas de mutuo apoyo actual y futuro.

Por todo ello un grupo de 60 militantes solicitamos una asamblea general de nuestra agrupación con el fin de solicitar la dimisión de la Ejecutiva Local de Ponferrada. La respuesta por parte de la Secretaria Provincial  fue la de disolver nuestra agrupación y crear una Gestora poniendo a su frente destacados militantes partidarios, e incluso promotores, de la moción de censura municipal. La creación de la Gestora conculca  de forma clara el derecho de los militantes a elegir sus órganos rectores con las debidas garantías y plazos estatutariamente establecidos en nuestros estatutos.

Evidentemente la relación de la Gestora con la militancia es de escasa relevancia, el único contacto mantenido hasta la fecha entre los firmantes de la moción de censura y la Gestora se circunscribe a una reunión convocada por su Presidenta en la que aparentemente se trataba de conocer nuestra posición de cara a la conformación de una mueva dirección de la Agrupación y solo sabemos de su intención de convocar en Septiembre (antes en Julio) una Asamblea General con el objetivo de elegir una nueva Ejecutiva Local. Esta convocatoria de asamblea debe cumplir al menos con una total transparencia que hoy no existe, y con un respeto absoluto al censo existente en el momento de la presentación de la moción de censura municipal 17 de abril de 2013.

También queremos hacer un llamamiento a todas y a todos los compañeros que apoyaron y protagonizaron el desatino de la moción de censura den un paso atrás y dejen que otras compañeras y compañeros encaucen la actual situación de los socialistas de Ponferrada que además de no tener un solo representante en el Ayuntamiento, la agrupación socialista está impregnada de altas dosis de desconfianza y desánimo. Sabemos que Ponferrada necesita hoy más que nunca de políticas socialistas que supongan una infranqueable barrera frente a las políticas de los recortes y una Ponferrada socialista defenderá que El Bierzo no siga siendo el olvidado por la Junta de Castilla y León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada