jueves, 18 de julio de 2013

INTERVENCIÓN DE MANOLO MATA  EN EL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE


Madrid, 13 de julio de 2013

Gracias, Presidenta. Compañeras y compañeros:

La verdad es que uno viene aquí con mucha ilusión, y más cuando el
rival político está en sus horas más bajas, pero acaba volviendo
decepcionado.

Como "el diablo está en los detalles" empezaré diciendo que nada
más llegar ya había motivos para estar enfadados. En las carpetas de
documentos que se nos ha adjuntado hay una hoja para actualizar nuestros
datos. Se nos pide nombre, apellidos, teléfono, email, y dos huecos para que
digamos que cargo institucional tenemos. Al partido parece que no le importa
a qué nos dedicamos y cual es nuestra situación laboral. Se presupone que
todos somos cargos públicos y hay muchas compañeras y compañeros que no lo
son, que trabajan o están parados, y a los que les supone un grandísimo
sacrificio personal y económico acudir a estas reuniones, pero es un
clarísimo síntoma de lo lejos que estamos de la realidad. Parece un Comité
Federal que representa a los cuadros del partido, no a sus militantes y
mucho menos a sus votantes.

Decimos mucho que "no nos entienden" y empiezo a pensar que "no
les entendemos". ¿Creéis que se puede entender que el Secretario General no
haya dedicado ni una frase a lo que está pasando en Andalucía? Nos
desayunamos con que en un reunión a dos, entre el Secretario General andaluz
y el del PSOE se decide que uno va a abandonar el cargo y que se van a
convocar unas inmediatas primarias exprés. ¡La Federación más grande del
PSOE y el gobierno más longevo de los socialistas en una grandísima
comunidad autónoma! ¡Es increíble que el Comité Federal no hable de esta
cuestión!

La gente con la que hablo no entiende que pactemos con la derecha.
Con una derecha que tiene mayoría absoluta y que acoge un pacto que nada
aporta y del que solo quedará que hubo pacto. Y menos se entiende si se
adorna en el tiempo con una reunión de dirigentes del Partido Socialista
Europeo, en la que nuestro Secretario General está cerca de Venizelos, la
persona que está ejecutando las políticas de la troika que están machacando
a los griegos.

¿Creéis que es posible que en el informe del Secretario General no
haya ni una sola frase de alianzas con las fuerzas de izquierda, de alianzas
con movimientos sociales, de acuerdos para construir la izquierda?

Creo que lo que hemos oído es música vieja y el contenido
tautológico. ¡Pero si el 70% de los españoles no votó esa constitución! Peor
será si esos pactos vienen de un monarca en declive, de una institución
caduca a la que le interesa esa gran coalición por la que suspiran algunos.
 

La gente quiere saber si creemos que la deuda se puede pagar o es
impagable, como creo yo. Que les digamos qué vamos a hacer si no es posible
que haya trabajo para todas y para todos, si queremos reducir la jornada
laboral o no, si apostamos por un nuevo cooperativismo, si fomentamos la
participación de los trabajadores en las empresas. Si creemos o no
firmemente en el republicanismo, el federalismo y el laicismo.

Alguien ha hablado antes de reindustrialización, ¿pero para
fabricar qué?

Nos quejamos de las críticas al bipartidismo pero los españoles
están despertando de un mal sueño y nos ven como parte de la misma
pesadilla. Dice el Secretario General que el partido ha avanzado en la
renovación. Puede ser, pero lo que llega es que disuelven la agrupación de
Logroño y que hay conflictos en el grupo de concejales de Alicante. En mi
agrupación, en los ochenta éramos casi mil militantes y a las asambleas
acudían cientos. Hoy somos ciento y pocos y a la última asamblea acudieron
dos docenas. Sin una organización fuerte, con muchos militantes
comprometidos no podemos aspirar a articular mayorías sociales alternativas.
Tenemos que dejar de ser mendigos emocionales y pasar a ser impulsores del
cambio.

También ha hablado el Secretario General de nuestra presencia en
las redes sociales. ¿Sabéis de qué hablan las redes?  de Snowden y de Evo
Morales. Y el partido ha estado mudo en esos temas. A la gente le preocupa,
y mucho, que los servicios secretos de varios países pinchen sus redes de
fibra óptica y espíen indiscriminadamente a los ciudadanos. Igual que les
preocupa que el Jefe de un Estado soberano sea tratado como un delincuente
por países occidentales.

Se ha hablado mucho de la corrupción política, de Bárcenas y del
PP. Exploremos hasta el final lo que ha pasado con la Ley de Amnistía
Fiscal, una ley que ha servido para blanquear la corrupción política de
treinta y cinco años de democracia. Paso horas leyendo y releyendo la
modificación del Código Penal de doce de diciembre de dos mil doce, dándole
vueltas a las posibilidades que abre a grandes delincuentes fiscales en el
marco de la amnistía fiscal. Empecemos por pedir a todos los dirigentes
políticos, igual que se pide a las empresas que no deben nada a Hacienda,
que acrediten con un certificado de que no se han acogido a la amnistía
fiscal. Son muchos los dirigentes políticos que se han aprovechado de esa
amnistía para blanquear dinero corrupto.

  Ha dicho el secretario general que el PP está sobre tres volcanes.
Yo también creo, compañero Alfredo que estás sentado en tres volcanes: El de
la desafección política, el de la credibilidad -no te creen, es más, cuando
está mañana has dicho que se nos olvidó añadir la estabilidad social a la
estabilidad financiera, la gente te ve como uno de los que acordó con el PP
esa estabilidad financiera en la Constitución-, y el volcán de Cataluña, que
como nos ha dicho Pere Navarro, camina a la independencia. No es una
boutade, pero nos podemos levantar un día y descubrir que se ha proclamado
la República de Cataluña.

Deberíamos apostar por el futuro y convocar inmediatamente
primarias y un Congreso Extraordinario. Cuando las cosas nos han ido mal
hemos convocado una conferencia y no han cambiado las cosas. Nos han ido
bien con las sorpresas, como en Suresnes o en el Congreso en que ganó
Rodríguez Zapatero.


"MANOLO MATA, es abogado, miembro del Comité Federal del PSOE y miembro de
Izquierda Socialista del PSPV-PSOE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada