lunes, 13 de febrero de 2012

“Tengo confianza en las personas y no se equivocan cuando nos piden un cambio”

La Crónica de León, 12 de Febrero de 2012
http://www.lacronicadeleon.es/2012/02/12/leon/tengo-confianza-en-las-personas-y-no-se-equivocan-cuando-nos-piden-un-cambio-140413.htm




La alcaldesa de Gradefes ha constituido en León una de las corrientes de opinión más arraigadas en el PSOE. Izquierda Socialista pretende abrir el partido a la militancia y cambiar viejos hábitos

J.J. Porras / León
Ana Isabel Ferreras es alcaldesa de Gradefes desde las elecciones locales de 2007. Diputada provincial en la anterior legislatura y miembro de la última ejecutiva socialista leonesa ha vivido muy de cerca los últimos descalabros electorales y la fractura del PSOE leonés, ante la que propone las soluciones que aporta Izquierda Socialista (IS). Una de las corrientes críticas más antiguas del PSOE y que se ha constituido hace apenas unas semanas en León con Ferreras como portavoz.


Izquierda Socialista es, sin duda, la corriente socialista más antigua e incluso está reconocida en los propios estatutos internos del partido. ¿Qué objetivos persigue? En realidad son los mismos que perseguía hace 30 años. Es una corriente de opinión interna y lo que pretende es que el PSOE tenga un giro mucho más a la izquierda de la que ha tenido el socialismo durante los últimos años. Un movimiento minoritario dentro del PSOE que se ha mantenido con los años a través de militantes históricos y los más críticos en el seno del partido. De hecho, somos los únicos críticos oficiales constituidos y reconocidos. Podríamos decir que somos la conciencia del partido.


Listas abiertas, incompatibilidad de cargos y limitación de mandatos son algunas de sus premisas. ¿Estas reivindicaciones se han hecho más actuales que nunca?Creo que sí. Hay que cambiar el partido porque nos lo está demandando la gente. Hay que acercarse a la sociedad y tener un contacto mucho más cercano y directo con la gente de la calle. Desde el movimiento del 15-M lo estamos viendo. Nos están diciendo, os estáis equivocando. Nos estamos alejando de los trabajadores, quizás por la crisis actual y la dictadura económica que está padeciendo España y toda Europa. Ante esto lo que tiene que hacer el partido es escuchar y dejar que la gente participe. Yo tengo mucha confianza en las personas y creo que no se equivocan cuando nos piden un cambio. Ahí están los resultados electorales.


La delegación leonesa al Congreso de Sevilla quedó polarizada por oficialistas y críticos. ¿Que peso tiene a día de hoy IS en el PSOE leonés?Es verdad, que la representación estuvo totalmente polarizada y manipulada por los dos sectores del partido enfrentados en este momento. El peso que pueda tener IS nos lo va a marcar la gente y los apoyos que vayamos recibiendo día a día. Somos un recién nacido en León por lo que ahora sólo tenemos la opción de crecer. Partiendo de un grupo de personas que tenemos la inquietud de acercarnos más a los militantes, de darles mayor participación y abrir las listas para que la gente decida. Nuestro fin no es optar a ningún cargo o responsabilidad dentro del partido aunque sí a estar en los foros donde se deciden los cambios orgánicos de la formación.


¿El ofrecimiento para presidir el congreso extraordinario fue un guiño a la corriente de la que es portavoz? Cuando se pusieron en contacto conmigo me dijeron que iba a presentarse una única lista de consenso y que habían pensado en mía para presidir el congreso. Seguramente porque no soy partidaria de ninguno de los dos sectores mayoritarios que se enfrentan hoy en día en el PSOE leonés. Al final desde la gente que formamos IS aceptamos el ofrecimiento porque consideramos que era positivo ya que era un gesto de nuestros compañeros hacia la corriente que representamos. Trabajamos en el congreso todo lo que pudimos y nos empezamos a sorprender de los apoyos que teníamos. De hecho promovimos el voto en blanco a lista y, si nos atenemos a los resultados de la votación, creo que hubo bastantes.


¿Cómo valora la elección de Rubalcaba como nuevo secretario general?. Una opción que, por otra parte, no era la más valorada por IS. Vamos a darle un voto de confianza. Aunque tenemos que reconocer que nos inclinábamos más por Chacón ya que había asumido algunos de nuestros postulados para cambiar el funcionamiento interno del partido.


¿Qué repercusión tuvieron finalmente las numerosas enmiendas presentadas por IS en Sevilla? Muy escasa. Al plenario sólo se llevo una en la que se pedía un voto por militante para la elección directa del secretario general y fue rechazada. Las demás enmiendas fueron rechazadas o se disfrazaron, como la limitación de mandatos. Un tema que se va a tratar en la Conferencia Política que se celebrará este verano. Otra como era la de “un político un sueldo” también ha tenido buenas palabras, dejando para la mencionada Conferencia la idea de armonizar los sueldos de los políticos y los cargos que ocupan.


¿Cuál es el perfil del simpatizante de Izquierda Socialista? Hay de todo, desde mucho afiliado joven hasta militantes históricos. No creo que haya, en este sentido, un perfil de edad sino gente que vive el partido de manera muy interna. Coherencia, sentido común y ganas de trabajar es lo que define a un simpatizante de IS.


¿Se ha alejado el PSOE de su base social y electorado? Un partido de izquierdas sin los trabajadores no es nada y los trabajadores sin un partido de izquierdas tampoco y este país es un país de obreros.


El descalabro electoral ha tenido en León unas connotaciones especiales tras millonarias inversiones que no se han sabido rentabilizar electoralmente. ¿Qué se ha hecho mal, ha habido excesivos personalismos o es todo achacable a la crisis? El principal factor ha sido no escuchar a la calle. Quizás ha habido gente dentro del partido que se ha sentido demasiado protagonista. Mucho personalismo en el partido, llevándolo una persona de una manera muy arbitraria, tomando decisiones sin consultar a los ciudadanos y a las personas. Y algo que nos sucede históricamente, que es que no sabemos vender lo que hacemos. Quizás porque no somos gente de dar mucho bombo o publicidad a las cosas.


¿La crisis en el partido, aparte de resultados electorales, ha sido propiciada por la falta de democracia interna dentro del partido?Si ha faltado. Yo era miembro de la anterior ejecutiva socialista y la elección de los diputados por imposición de la dirección contó con mi oposición ya que creo firmemente que la Diputación tiene que estar representada por gente y concejales de ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes. Consideré, en su momento, que se estaba cometiendo un terrible error que íbamos a pagar todos, como al final sucedió. Y si se pudo imponer a varios diputados fue por la cadena de favores y los personalismos de la personas que llevaban en esos momentos las riendas del partido. Esto es lo que queremos cambiar, con gestiones que no se repetirían con listas abiertas y que sean los militantes los que verdaderamente decidan.


¿Existe demasiado político profesional? Demasiado. Yo a todos les pedirían que tuvieran un trabajo antes para que cuando el día de mañana acabe su etapa política tengan un sitio donde volver y ganarse la vida. Hemos cambiado diputados, y no quiero personalizar en mí, que eran de pueblos por mantener situaciones personales de algunos que quedaron descolgados y sin la prestación económica que venían disfrutando de la política. Algo que no ha pasado sólo en León sino en todas las provincias, quizás porque ahora hay poco pastel que repartir.


Una vez finalizado el Congreso de Sevilla la próxima cita es el Congreso regional y luego el de León. ¿IS va a presentar candidatura en los dos congresos? Es posible. Hay gente de IS en otras provincias de la comunidad y lo que pedimos es tener una delegación con voz y voto en el congreso regional, para lo que intentaremos tener delegados en todas las provincias.


¿Y en León? Todavía queda mucho y pueden cambiar muchas cosas. Para presentar una candidatura a la Secretaria General tendríamos que contar con muchos apoyos y con personas que quisieran ocupar ese cargo. Si encontramos gente suficiente, preparada y con ganas, podríamos presentarla sin problemas. De momento, sólo estamos recopilando apoyos. Aunque nuestro fin es estar presentes en todos los foros del partido.


¿Falta una figura lo suficientemente relevante que aglutine el liderazgo en León? Es cierto que hay un cierto sentimiento de orfandad, ya que no hay una figura que destaque ni que aglutine a las distintas corrientes. Pero puede salir alguien en cualquier momento, incluso desde la propia militancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada